Broto y su valle

Situado a la entrada del Valle de Ordesa, junto al Río Ara, es un mirador del impresionante Mondarruego, entrada al Parque Nacional por su vertiente oeste.

Dispone de todos los servicios (gasolinera, farmacia, hoteles, supermercados, centro de salud)

En la parte alta del pueblo encontramos la iglesia. El casco urbano se divide en dos partes: la parte sur, llamada de la Cruz y la de los Porches. Uno de los rincones más bonitos de Broto se encuentra entre el antiguo puente y el nuevo, conocido como la plaza de los Porches, aunque según que gente la llaman el Matadero o la Herrería.

La ermita de San Blas, del siglo XVI, con magnífico retablo gótico de San Salvador, expuesto en el Museo de Zaragoza, la encontramos en la urbanización Nuevo Broto. Y la ermita de San Clemente, del siglo XVI.

Entre los inmuebles de Broto destaca la torre junto al hoy destruido puente, que data del siglo XVI. Se trata de una torre de planta cuadrangular, con unos cuantos vanos, saeteras y un ventanal en la planta superior. Esta torre antaño de defensa, sirvió de cárcel durante varios siglos y en su interior podemos descubrir los interesantes grabados que realizaron los presos que dieron con sus huesos entre sus muros y que hoy podemos visitar.

Pertenecen a este municipio: Asín de Broto, Bergua, Buesa, Oto, Sarvisé, Otal(despoblado).

Entre los pueblos que conforman el municipio hay que destacar :

OTO: Bonito pueblo con mucho patrimonio. destacan las dos dos torres, una de carácter militar y otra de carácter religioso, la casa de Don Jorge y la iglesia. La Cascada del Sorrosal, fantástico salto de agua, da a Oto un encanto particular.

ASIN DE BROTO: pueblo pintoresco. En lo alto se encuentra la ermita de SanMamés con un tesoro del Rómanico: El Cristo de madera del Sobrarbe.