Rafting

El Pirineo de Huesca es un auténtico paraíso para la práctica de deportes acuáticos. Con la llegada de la primavera comienza el deshielo y junto con el deshielo la mejor época para el descenso de ríos en cualquier tipo de embarcación.

Una de las modalidades más solicitadas es el rafting, un divertido descenso con el que puede disfrutar toda la familia. Los ríos del Pirineo, con abundante caudal y rápidos, garantizan aventura y emoción en un marco incomparable.

Para los más atrevidos, el kayak en aguas bravas es sin duda la modalidad más espectacular y excitante. Las empresas de aventura ofrecen cursos para aquellos que deseen iniciarse en el kayak.

Siempre hay que tener en cuenta las principales características de cada deporte y nuestras capacidades, para después contactar con una empresa o monitores cualificados.